Como ya muchos medios de comunicación y profesionales del sector augurábamos; la declaración de emergencia nacional interpuesta por Donald Trump hacia varias empresas chinas, incluida Huawei, iba a quedar en agua de borrajas. Tras el encuentro de la Cumbre del G-20 en Osaka, Japón, Donald Trump levanta el veto a China y, por tanto, a Huawei.

Lo cierto es que lo más llamativo ha sido todo el daño que ha sufrido la empresa de Ren Zhengfei, el cual se ha sentido decepcionado con todos sus colaboradores. Y no era para menos, antes de esperar que el veto se formalizase; fueron abandonando a Huawei a su suerte. Una táctica que, haga lo que haga Huawei, le hará tener razón.

Trump levanta veto China
Crédito de la imagen | The White House a través de Flickr.

Trump levanta el veto a China pero todo sigue en el aire.

No son muchos los detalles facilitados ni por La Casa Blanca ni por el gobierno chino. Pero sí que Trump quiso realizar unas declaraciones ante los medios de comunicación allí instalados. Y es que al parecer, el primer mandatario chino pidió que Huawei pudiese seguir trabajando con libertad; a lo que Trump le confirmó positivamente.

”Tuve una reunión muy buena, diría que excelente, con el presidente Xi. Por ello seguiremos enviando y vendiendo a Huawei una tremenda cantidad de productos”. Comentó el presidente estadounidense tras la reunión. Y es que para China, Huawei representa uno de los mayores pilares para el país y no podía dejarlo atrás. Porque el bloqueo no solo era a Huawei, sino a muchísimas más empresas chinas que no han tenido la misma visibilidad que la tecnóloga.

En Huawei no solamente tenían la preocupación de la venta de sus productos y servicios; también está la cuestión de la hija del fundador y CTO de la compañía. Meng Wanzhou fue detenida en Canadá y actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario. Pero sobre esta cuestión no ha habido pronunciamiento de ningún tipo. Aunque Trump no solamente levanta el veto comercial a China sino que podría tumbar su decisión de detención y ponerla en libertad.

Todo esto ha creado un enorme precedente.

El fundador de Huawei confirmó en varias ocasiones que ya no iba a querer trabajar con Estados Unidos aunque todo se arreglase. Y no le falta razón después de todo lo que ha sufrido durante estos casi dos meses. Pero también ha demostrado la mala gestión realizada por el propio Donald Trump. No puedes bloquear a una gran empresa por el mero hecho de querer que todo se realice dentro de tu propio territorio. Por la sencilla razón de que así te cargas todas las políticas de comercio y las relaciones internacionales.

Por lo que solamente queda ver que sucederá finalmente; si no se le vuelve a cruzar un cable y después de que levante el veto a China Trump decida que vuelve a implantarlo. Pero algo sí se ha demostrado en esta cumbre del G20, y es la necesidad de crear diálogo, de lo importante que es hablar y no crear odio. Porque al final era lo que se estaba creando con todo esto.

Pero también es cierto que me encantaría ver como Huawei se la juega. Quiero ver a Huawei fuera del ecosistema de Google. Me encantaría que llegase una empresa capaz de darle en la cara a Google y a Apple y consiguiese un nuevo sistema operativo capaz de luchar contra estos gigantes y se abriese un poco más el oligopolio existente.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO