Ya nos queda poco para conocer, de manera oficial, la renovación del buque insignia de OnePlus. Aunque realmente ya conocemos todas las características porque se filtraron. La verdad, es que a las presentaciones cada vez se va mucho más informado desde fuera que por la propia marca; algo que la empresa puede llegar a agradecer para hacerla más fluida y hablar de cuestiones de software que para ella pueda ser más importante. Pero hoy, os venimos a hablar de mi experiencia con el OnePlus 6T.

Y es que realmente llevo poco tiempo dedicándome a este sector, aunque realmente me lleva gustando desde que era un niño. Nunca había tenido la posibilidad de probar un OnePlus. Y, para serte sincero, estaba un poco cansado de escuchar las alabanzas de estos dispositivos. Pero claro, ahora lo he probado y las he entendido a la perfección. Aunque también tiene sus más, también tiene sus menos. Pero es que la justificación es la de siempre, y es su precio.

En líneas generales, el OnePlus 6T deja muy buen sabor de boca.

La estética limpia de casi Android stock es una de las bazas con la primera impresión que te llevas. De la misma manera que cuidan los detalles que le importan a la gente nada más tienes el dispositivo. Y es que dentro de la caja te viene una funda muy bien pensada. Una funda que deja al OnePlus 6T bien envuelto; haciendo que sea imposible que toque la pantalla el suelo si se te cae. Ya que las cuatro esquinas están ‘saliendo hacia arriba’.

Otra cosa que sorprende es el tamaño del cargador y el grosor del cable. Que si bien es cierto, no tiene el grosor que nos encontramos en los VSmart o BQ, la calidad es excelente. Las 7 horas de pantalla te las hace en un uso promedio de trabajo constante. Te olvidas de tener que cargarlo por las noches y la carga es demasiado rápida. Una enchufada, y en media hora lo tienes al 80 por ciento. Es una barbaridad. Y al hacerle un análisis de la batería con una aplicación externa, la degradación es lógica en cualquier dispositivo con baterías de iones de litio.

Y esto de la batería es con lo que tienes que comenzar a aprender a usar en las primeras semanas. Ya que no estás acostumbrado a semejantes velocidades de carga de 4 amperiores; ni a que te dure tanto. Y mira que venía de utilizar el Samsung Galaxy Note 9. Pero lo cierto es que el dispositivo está muy bien equilibrado gracias al software de OxygenOS y al procesador Qualcomm Snapdragon 845 que monta. Y sus 8 GB de RAM que hacen que la fluidez sea tan parecida como si estuvieses utilizando un iPhone.

OnePlus 6T

Lo que no me gusta del OnePlus 6T en este tiempo de uso.

Yo soy una persona que utiliza muchísimo el modo nocturno. Ese software que hace que la pantalla se te haga más cálida para filtrar la luz azul de la pantalla. Y es que cuando la activas en el OnePlus 6T, al bloquear el dispositivo y desbloquearlo, no se activa nada más encender el dispositivo. De la misma manera que se desactiva cuando tienes que poner la huella, bajo pantalla, y se activa el sensor para hacer un pago, entrar en la aplicación del banco o cualquier cuestión que exija el uso del sensor biométrico.

Su notch tampoco me parece el mejor. Y esto es algo que sucede con todos los dispositivos que tienen un notch en forma de gota que solo deja ver la cámara. Los sensores se aglomeran allí y la cámara también hace de sensor. Lo mismo me está sucediendo con el Xiaomi Mi 9 que estoy probando. Y es que cuando los sensores de proximidad tienen que realizar su función; por ejemplo en una llamada, el dispositivo no termina de reconocer que debe bloquearse.

OnePlus 6T

A su vez, el modo bolsillo funciona perfectamente y sabe que debe permanecer bloqueado porque está guardado. Y esto son cuestiones que se deben solucionar con toda esta guerra por la pantalla infinita. Y pese a que su sensor me parece mejor que el del Mi 9, me parece lento. Ya que me reconoce la cara antes que la huella y suele desbloquearse antes por usar el reconocimiento facial que poniendo el dedo sobre la superficie.

Lo que sí me gusta del OnePlus 6T en este tiempo de uso.

La fluidez, el sonido y la pantalla me parecen grandes exponentes de este dispositivo. Es lo que me ha hecho reconocer las razones de ser un dispositivo que puede hablar de tú a tú con otros grandes. Aunque cuestiones como las que se hablaba en el unto anterior son las que te hace reconocer su precio. Aún así, es un dispositivo que yo me plantearía comprar antes que muchos otros chinos.

Su cámara es más que suficiente para las fotografías que toma la gran parte de la población. Imágenes lo suficientemente nítidas como para recibir tus likes de costumbre en Instagram. Y la experiencia multimedia es mucho más que satisfactoria. De la misma manera que la potencia para videojuegos lo resuelve de manera perfecta. Contando con un ‘Modo Juego’ para hacer que las notificaciones no te molesten y que el procesador dé todo de sí para no crashear en ningún momento.

OnePlus 6T
OnePlus 6T

Dentro de poco conoceremos al OnePlus 7, y algo que no me gustaría que quitasen es el botón switch de notificaciones. Para silenciar, poner en vibrador o en sonido al dispositivo. Algo que deberían implementar en cualquier dispositivo y que se convierte en una comodidad absoluta. Desde luego que quien llegue a plantearse comprar un OnePlus, la elección no será desafortunada. Y lo mejor, es que la compañía suele portarse bastante bien con las actualizaciones a dispositivos antiguos. Por lo que la vida útil puede estar muy por encima de la media.

¿Conoces nuestras redes sociales?

Y para no perderte nada puedes y estar siempre al día en el mundo de la tecnología, puedes suscribirte gratis a nuestro canal de Telegram. Además, lo bueno que tiene, que como publicamos de media 5 artículos al día nada más, ¡no damos mucho la brasa!

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO