El Mobile World Congress es esperado con ansias año tras año y por cada persona de una manera diferente. En este caso, semanas antes de su celebración dos compañías españolas demandaron a diferentes empresas de nacionalidad china por plagio y/o robo de patentes. Si bien es cierto, en este Mobile nos ha sorprendido la cantidad de ejemplos de alta inspiración en el iPhone X o en el Essential Phone. La ciudad condal ya estaba preparada para ello. Xiaomi y Wiko demandadas.

Desde hace cuatro años tiene a disposición de las compañías juzgados de lo mercantil de guardia. De hecho, los litigios son preferentes y prioritarios para evitar retrasos para la celebración incluso de la propia feria.

Extracto de la sentencia a Xiaomi

Xiaomi ha tenido que pagar 200.000€ de fianza para poder mostrar el Redmi Note 5A, el Mi A1 y el Mi MIX 2.

La start-up Tot Power Control S.L., con sede en Madrid, demandó a Xiaomi por la utilización de su patente europea EP 1.926.224, española ES 2.541.243. La cual consiste en un sistema de contro, de potencia por lazo externo en una red móvil. O lo que es lo mismo: optimizar la demanda de la señal cuando se tiene una antena cerca. El Juzgado de Instrucción número 4 de lo Mercantil de Barcelona tomó medidas cautelares inaudita parte.

¿Has visto el nuevo ordenador de Huawei que compite con el de Xiaomi y el MacBook Pro?

Según Xiaomi no han tenido contacto con ToT hasta el pasado viernes, 16 de febrero. La empresa española mandó un fax el día de San Valentín, muy poco romántico. Pedían explicaciones a Xiaomi dándoles un plazo máximo hasta el día 18 del mismo mes. Día en el que coincidía con el Año Nuevo chino. Según los chinos la fecha fue seleccionada intencionadamente para no tener tiempo de evaluar ni revisar la patente. Xiaomi cree que ToT ha intentado dinamitar su marca en el MWC.

Wiko ha pagado 500.000€ de fianza para presentar algunos de sus terminales.

El Juzgado Mercantil nº 5 de Barcelona también tomó medidas cautelares con audiencia de parte, presentadas por la compañía FRACTUS S.A., con sede en San Cugat del Vallés, frente a la compañía francesa WIKO y que también quedaron sin efecto al depositar ésta última una caución sustitutoria de las medidas de 500.000 euros. Y no fue la única empresa que cayó por las demandas de Fractus. Las chinas SHENZHEN DOKE ELECTRONIC CO., LTD. (“DOKE”), SHENZHEN BOWAY ELECTRONICS CO., LTD (“BOWAY”) y SHANGHAI NIUYU NETWORK TECHNOLOGY CO. LTD (“VERNEE”) tampoco estuvieron exentas.

Nosotros analizamos la Nueva de Wiko. ¿Serán los terminales denunciados?

Estas tres tuvieron la prohibición de realizar actos de ofrecimiento, comercialización o cualquier tipo de explotación de teléfonos móviles y cualquier dispositivo electrónico que infrinjiesen la patente europea EP 1.592.083 B1, validada en España con el número de publicación ES 2.410.085 (ES’085). Procediéndose a la incautación, retención y depósito de varias decenas de modelos de móviles infractores de la referida patente y que estaban expuestos en los stands de las presuntas infractoras DOKE, BOWAY y VERNEE.

ToT Power Control ya denunció a Huawei y a Vodafone.

Xiaomi y Wiko demandadas pero no son las únicas. Parece que ir contra los grandes no es algo difícil. Los jueces admiten a trámite todas estas denuncias y salen ganando las pequeñas.

ToT es especializada en desarrollo de tecnologías para optimizar la transmisión de datos y la capacidad de las líneas 3G y 4G. Ésta acusa a la China y a la británica por plagio e infracción de patentes, revelación de secreto industrial, competencia desleal e incumplimiento contractual. Pese a ser tres empresas que trabajan en conjunto desde hace más de diez años, la española demanda el plagio porque las grandes han querido registrar sus patentes. Revelando así secretos industriales de ToT.

ToT recibiría más de 1.000 millones de euros si se fallase a su favor

La catalana Fractus fue la inventora de la antena fractal y denunció a Samsung por violación de patentes.

Gracias a su patente, actualmente las antenas de recepción de cobertura están integradas dentro del terminal. Incluso hizo que una misma antena estuviese conectada a varias bandas. Sí, ese invento es español, más concretamente catalán. ¿Lo conocías? Un tribunal de Texas dio la razón a Fractus S.A. en su litigio con Samsung y ordenó a la coreana a pagar más de 30 millones y medio de euros.

Rubén Bonet, actual Presidente y CEO de Fractus S.A.

Esta empresa vio el negocio en la concesión de patentes y desde hace varios años se dedica a ello. Teniendo patentes en Europa, Estados Unidos y Asia. Su cofundador ha sido capaz de demandar y ganar a grandes empresas como Sharp, Blackberry, LG entre otras. En el mismo litigio que en el de Samsung, por el mismo motivo.

Actualmente tiene en jaque a ZTE. Por infracciones en siete de sus patentes sobre la tecnología de las antenas internas en los móviles, a pesar de pasarse un año negociando para evitar el litigio.

Fuente: Consejo General del Poder Judicial de España

2 Comentarios

CRITÍCALO Y CUESTIÓNATELO